La Fisioterapia del suelo pélvico es el área de la fisioterapia especializada en prevenir y/o tratar todas las disfunciones que afectan al suelo pélvico, especialmente recomendable en el pre y en el postparto, en la menopausia o incluso en la práctica continuada de deportes de impacto.

prpp

¿Qué es el Suelo Pévico?

El suelo pélvico es un grupo de músculos y ligamentos que sirven de sujeción a la parte baja del abdomen, incluyendo la vejiga, el útero y el recto. Os enseñaremos a conocerlo.

Los problemas más frecuentes que pueden surgir, derivados de una disfunción del suelo pélvico, son los siguientes:

  •  Incontinencia de esfuerzo (pérdidas de orina ante esfuerzos como toses o estornudos), incontinencia de urgencia (ganas incontrolables de orinar).
  • Descenso de órganos como la vejiga, el útero o el recto asociados o no a incontinencia.
  • Molestias en las relaciones sexuales como consecuencia de partos traumáticos, episiotomías o cualquier cirugía pélvica.

Es aconsejable la prevención de todas estas patologías, mediante el aprendizaje controlado de ejercicios y hábitos saludables que nos permitan proteger esta zona tan delicada de la mujer.

La Fisioterapia del suelo pélvico es muy recomendable en:

– Preparación al parto– una manera muy eficaz de aprender a conocer y manejar la musculatura perineal, útil para prevenir episotomías y desgarros y pérdidas de orina.

Para aquellas mujeres que quieran tener un parto más fisiológico, se pueden aquellas posiciones y ejercicios que nos permitan un mejor dominio del dolor y una mayor protección de nuestro periné.

Postparto– tanto si se ha tenido un parto normal como uno instrumental o cesárea es importante conocer el estado de la musculatura y los órganos para favorecer la recuperación y prevenir, o en su caso tratar, cualquier patología derivada del parto, desde las cicatrices de episiotomías o cesáreas hasta la incontinencia de orina.

Menopausia– debido a los cambios hormonales se producen cambios en los tejidos y la musculatura, que pueden hacer de esta etapa un momento delicado en la manifestación o agravación de toda la patología de suelo pélvico.

Cirugía de pelvis menor como complemento en la recuperación de histerectomías, inserción de mallas vesicales o cualquier otra intervención quirúrgica que afecte a la pelvis menor.

– Cualquier momento de la vida de la mujer en el que aparezcan síntomas de pérdidas de orina o de disfunción sexual que requieran una consulta con profesionales especializados.

 

 Nuestro tratamiento siempre es individualizado para poder adaptarnos a las necesidades de cada mujer e impartimos charlas en nuestra clínica. Si te interesa asistir, solo nos tienes que llamar.