Tras el parto, la fisioterapia perineal tiene como objetivos; recuperar los tejidos afectados, aumentar el tono de la musculatura abdominal y perineal y tratar las posibles patologías que puedan aparecer.

Durante los tres primeros días después del parto y solo si la paciente ha hecho la preparación al parto, se realizaran ejercicios específicos que ayudaran a la mujer a que el periodo de involución del útero (vuelta a la normalidad) sea mas rápido.

Realizaremos una primera valoración del suelo pélvico a las 6 semanas (en el caso de que el parto sea natural) y entre la octava y la décima (en el caso de que el parto sea por cesárea); aquí evaluaremos el estado general de la musculatura pelviana y abdominal, así como las posibles secuelas que hayan podido aparecer tras el parto:

 

– Cicatrices de episiotomía, desgarros musculares o cesáreas.

– Descensos o prolapsos de vísceras pélvicas: cistocele, histerocele, rectocele…

– Pérdidas de orina, gases y/o heces.

Y así, plantearemos el tratamiento adecuado para cada caso. Nuestra propuesta de recuperación post-parto se combina también con clases de Gimnasia Abdominal Hipopresiva.