La punción seca es una técnica muy efectiva en el tratamiento del dolor miofascial, específicamente en el tratamiento de los llamados puntos gatillo miofasciales (PGM).
Es una técnica muy efectiva con excelentes resultados consiguiendo la relajación de la musculatura afectada y disminuyendo el dolor local. Realizada por Fisioterapeutas Especialistas en Dolor Miofascial.